Historia | A.S.V.A.I.

  • Imprimir
  • Recomendar
  • Favoritos

Historia

El origen de la Asociación Vallisoletana de Ayuda a la Ancianidad y a la Infancia (ASVAI), se remonta al año 1877, donde por entones echaba a andar la Sociedad de Amigos de los Pobres. El objetivo fundamental que se perseguía era la fusión de los establecimientos benéficos, que desde hace muchos años venían funcionando en la localidad, bajo la denominación de “Asilo de Mendicidad” y “Tienda Asilo”, para constituir con estas dos instituciones una sola bajo el nombre del “Asilo de la Caridad” que contaría con el apoyo directo del Ayuntamiento de Valladolid.

Esta Sociedad de Amigos de los Pobres el 20 de marzo de1907 toma el nombre de “Asilo de Caridad” y en la actualidad se denomina “Asociación Vallisoletana de Ayuda a la Ancianidad y a la Infancia”. (A.S.V.A.I.)

Asiliados en el comedor

El objeto de la Asociación se centra en la ayuda y asistencia a los ancianos indigentes o pobres en evitación de la mendicidad, con recursos económicos insuficientes para asegurarse por sí mismos una subsistencia digna, con los cuidados y asistencias que requiere su avanzada edad. En el año 1919, se observa que a pesar de los nombramientos de comisiones para la organización interior del Asilo de Caridad, las deficiencias cada vez son mayores y se considera que llega el momento de corregirlas, encargando para ello que se pongan al frente de las funciones de régimen interior a unas religiosas, concretamente a las Hermanas Franciscanas de los Sagrados Corazones, cuya eficiente labor continúa desde 1920 hasta nuestros días. Se crearon las Escuelas del Asilo para ofrecer una formación a los niños, funcionando hasta los años 70.

11546_147713_Fachada-actual-.jpg

En el año 1962, el antiguo Asilo de la ciudad cambia de nombre a “Residencia Nuestra Señora del Carmen”, cuya tutela pertenece a la Asociación Vallisoletana de Ayuda a la Ancianidad y a la Infancia (ASVAI), nombre actual que adoptó en 1972, destinando a lo largo de cien años sus esfuerzos a la atención y cuidado de las personas mayores en la ciudad y su provincia, contando en la actualidad con 135 plazas para ancianos, que disponen de una casa donde pasar los últimos años de su vida, sin la preocupación de sufrir las adversidades de la vida diaria y del ritmo trepidante que marca la sociedad en que nos vemos inmersos, procurando proporcionarles la esperanza de un futuro mejor, únicamente mediatizado por las minusvalías producidas por el inexorable paso de los años. En el año 2001, se promovió la creación de la Fundación Social ASVAI con el objetivo de realizar actividades también de asistencia a los ancianos y niños necesitados de ayuda a través de la realización de programas asistenciales externos al centro residencial.